Gracias a una correcta dirección de proyectos se puede garantizar el cumplimiento de plazos con unos costes apropiados y con la calidad deseada, evitando las desagradables sorpresas de incrementos de costes, cambios inesperados de alcance que llevan al incumplimiento de plazos y calidad de los servicios / productos entregables.

Para garantizar una correcta ejecución de un proyecto tanto las empresas privadas como la Administración Pública, requieren que la dirección de los proyectos sea llevada a cabo por personas con formación en Gestión de Proyectos e incluso en muchos casos que posean alguna de las Certificaciones que otorga el Project Management Institute (PMI).

Por ello, la dirección de proyectos es una de las profesiones con mayor crecimiento en el mercado laboral.