Available courses

    El objeto del curso es introducir al alumno en los principios de transmisión de las comunicaciones ópticas, identificando los tipos de fibras, conectores, dispositivos y equipos involucrados en la cadena de transmisión, así como las tecnologías utilizadas en la transmisión por fibra óptica

    Este curso es un curso básico autocontenido sobre la tecnología 4G-LTE de gran extensión y carácter teórico-práctico con énfasis en las posibilidades de esta tecnología. Se quiere capacitar al alumno en la tecnología 4G-LTE de comunicaciones móviles, de forma que pueda optar a oportunidades de empleo en este sector en diversas variantes: operadores, fabricantes de equipos, medidas, proveedores de servicios, y desarrollo de aplicaciones entre otras. Además se introducirá de una manera somera, al alumno en el  mundo del 5G.



    Debido a la gran cantidad y variabilidad de las fuentes de datos digitales (o susceptibles de serlo) de las que actualmente disponemos se presentan, de forma directamente proporcional, problemas del tipo cómo almacenar esos datos en sistemas escalables, cómo leer/escribir esos datos en un tiempo razonable (y cada vez más valioso) y cómo obtener información a partir de ellos, siendo tantos y tan dispares. Esto es, básicamente, lo que llamamos “Big Data”.

    Las Tecnologías de la Información (TI) son desde hace años una parte inherente a los procesos de negocio de empresas e instituciones. Por ello, una gestión adecuada de los diferentes procesos que componen las actividades de TI ha dejado de ser un valor añadido para las organizaciones y se ha convertido en una necesidad.

    La obligatoriedad de cumplir con el Reglamento UE 2106/679, más conocido como Reglamento General de Protección de Datos (RGPD / DPGR), implica conocer los principios de la protección de datos más allá de las concepciones tradicionales y conceptos jurídicos básicos, con el fin de adaptarnos a un nuevo modelo de cumplimiento normativo enfocado en el riesgo y con una importante componente de tecnología.

    Cumplir con el Reglamento no es suficiente y por eso aparece la nueva y relevante figura del Delegado de Protección de Datos (DPO/DPD) como elemento central de este nuevo marco legal que deberá ser nombrado con carácter obligatorio en la mayoría de empresas y en la totalidad de organismos públicos. Punto de encuentro entre las unidades de negocio, los interesados y la autoridad de control cuya tarea principal será garantizar el cumplimiento de las disposiciones del Reglamento General de Protección de Datos.